MONGUITO, ¡ESTO SÍ SE LLAMA QUERER!

Monguito¡Ya la araña
no tiene telaraña!
(“No tiene telaraña” R. Ruiz Jr.)
AUTOR: JUAN JORGE ÁLVAREZ SÁNCHEZ

Ante la desaparición física de Monguito, El Único, es oportuno compartir con los lectores estas notas a manera de homenaje póstumo al artista que tanto nos hizo bailar y disfrutar con la gracia de su talento.

Ramón Quián nos llega profundo y cubano desde la tierra de la rumba de cajón y la columbia, la Atenas de Cuba, la bella durmiente del Yumurí, la Matanzas sonora y literaria, cuna del danzón, baile nacional cubano por demás. Cuentan que de niño, un viejo santero con fundamento en añá, elevó preces al rey Changó para que custodiara los caminos del pequeño porque iba a ser grande:Padre, cuide usté el ori de este niño”, fueron las mágicas palabras del sacerdote en ocha.

Sin lugar a dudas, los caminos musicales del niño estuvieron cobijados por su arte desde su singular voz, quién sabe si tempranamente arrancada de cierto wemilere en su Manguito natal y rescatada con oportunidad para el son montuno, la guaracha y la música salsa.

Muchas veces se ha dicho (o escrito) que Monguito en nuestro Ramón Quián proviene de una semejanza fonética con el pueblo matancero que le sirvió de cuna pero consideremos que en Cuba, la Perla del Caribe, a Ramón se le dice Mongo o Monguito por no decir Ramoncito. Valga esta observación.

Después de iniciarse como cantante acariciando el año de 1946, cuando prodigaba su cautivadora voz en agrupaciones musicales de provincia, decide recorrer los cien kilómetros que lo separaban de la capital de la república y logra insertarse en la Orquesta Los Modernistas con la que alcanzó reconocimiento temprano en el mundo musical de la capital cubana lo cual le facilitó el acceso al antológico Conjunto Modelo –continente poco estudiado de la música cubana- fundado por Andrés Echevarría y Félix Alfonso, en un momento grande para ese formato musical.

 

Recuérdese que a finales de la década del cuarenta, el cubanísimo son se encontraba en un período de franca evolución sonora cuando los sextetos y sus sucesores los septetos, habían incorporado el piano y ampliado su sección rítmica, además de habilitar un coro más disonante para acompañar al solista y en estas condiciones, dar lugar a los conjuntos. Tal era la aceptación del nuevo formato que Don Miguel Matamoros ya había cedido ante la presión conjuntera para formar el suyo, ocasión en que Francisco Repilado y Bartolomé Maximiliano Moré, dos grandes de la música cubana, formaron parte de su ensemble sonoro. Para más detalles, téngase en cuenta también que para la época, Arsenio Rodríguez, “El ciego maravilloso”, ya había sentado cátedra con su conjunto, por eso no es casual que Monguito haya sido solicitado por el Modelo que tuvo entre sus filas posteriormente a Miguel Arcángel Conill, el pinareño que hizo del bolero Convergencia, una versión admirable, que muchos se han empeñado vanamente en imitar, afán estéril éste en su totalidad, pues Cuní lo cantó con el acompañamiento de otro inigualable, el conjunto “Todos Estrellas de Félix Chapottín”.

Ramón Quián viaja a México a inicios de los años 50 donde cantó con el conjunto de Alejandro Sosa y lo hace también con la orquesta Los Brillantes. Visita las playas de Acapulco pero con intenciones profesionales, llegando a formar parte del afamado centro nocturno “El Cocotal” como artista exclusivo para compartir el escenario con “Pepe Arévalo y sus Mulatos”.

En 1962 emprende viaje rumbo a la capital del mundo, en la que se une a la Orquesta Broadway y poco tiempo después un conjunto nuevamente marcaría su vida, en esta ocasión el de Arsenio Rodríguez con el que graba para el sello Roost en 1963. Ernesto Lecuona, el guanabacoense fundamental en la pianística mundial, es merecedor de un homenaje en el rutilante Carnegie Hall de Nueva York y allí se hacen presentes, Monguito y Arsenio.

A inicios de los sesenta está con Pacheco y su Nuevo Tumbao, coincidiendo con el cambio de charanga a conjunto inducido por el espigado dominicano, inspirado por la cadencia y el acento de la Sonora Matancera. A Monguito no obstante su eterna sonrisa, se le reconoce un carácter difícil lo que provocaría una desavenencia con el real noble de la salsa, Pete “Conde” Rodríguez, quien abandona a Pacheco en caballeresca acción, propia de su alta investidura y va a dar con el Conjunto Sensación del cubano Reinaldo Godínez Roig, cuyo nombre artístico era Rey Roig.

 

Es víctima de una injusticia cuando no aparece en los créditos de “Pacheco en la Feria Mundial de Nueva York”, segundo LP del bisoño sello Fania a pesar de haber vocalizado los temas Se me fue y Soy del monte. Fue así como Monguito se hizo vocalista de la recién renovada agrupación del Zorro de Plata, grabando los álbumes “Pacheco Te Invita A Bailar” y “Pacheco y Su Nuevo Tumbao – Viva África”, compartiendo la voz líder con Rafael Dávila Rosario, el raigal Chivirico, dejando plasmada su voz en los temas “Oye Canuto”, “A Morón”, “No Tienes Corazón”, “La Rebelión”, “Sazonando”, y “El Mundo”. Su voz y estilo se internacionalizan y viaja su resonancia hasta el continente africano, donde se convierte en una de las figuras más solicitadas. 'Monguito' recibe un homenaje en el Palladium y recibe un Trofeo como el cantante SONERO MÁS POPULAR DEL AÑO 1966.

Durante esta misma época, 'Monguito' participa con su voz en un LP de Herbie 'Big Boss' Mann titulado “Latin Mann” (1965). También tomó parte en las descargas en vivo con la Tico All Stars: “Descargas At The Village Gate Live, Vol. 1” (1965) y “Descargas At The Village Gate Live, Vol. 3” (1967). En 1965, Alfredo 'Chocolate' Armenteros, le presenta a Larry Harlow y desde ese momento nació una gran amistad entre el sonero cubano y 'El Judío Maravilloso'. Monguito es quien se hace cargo de las maracas en el álbum debut de la Orquesta Harlow, “Heavy Smoking” (1965) para el sello Fania, repitiendo en la siguiente producción discográfica, “Bajándote – Gettin’ Off” de 1967; en este período graba los éxitos “Bajándote”, “Meta y Guaguancó” y “Cienfuegos” y es un secreto a voces de la comunidad salsera que fue quien inició en el arte del soneo a Ismael Miranda.

'Monguito' también fue el primer cantante solista que grabó para el sello Fania, con el LP “Pacheco Presents Monguito” (1967), mostrando su versatilidad vocal al interpretar en su estilo especial las guajiras “Junto al Cañaveral” y “La Pelotera”, boleros como “Esto Si Se Llama Querer” y “Los Tres Juanes” y los guaguancó, “Nunca Vayas A Pensar” y “Me Voy Contigo”. Le siguieron los trabajos “Monguito El Único y su Conjunto” (1968) “De Todo Un Poco” (1970), y “Escúchame / Listen To Me” (1971). Por si fuera poco, 'Monguito' fue el primer cantante de la Fania All-Stars, cantando el tema “Cómo Me Gusta El Son” en el álbum “‘Live At The Red Garter, Vol. 1” (1968) convirtiéndose en una suerte de carta de presentación del muy nasal sonero.

En uno de sus frecuentes viajes a Panamá recibe el codiciado trofeo “El Búho de Oro” como premio al MEJOR CANTANTE de ese año, y en 1971 el gobierno de ese país, en cabeza del extinto General Torrijos, le concede la “Medalla de Oro” por sus actuaciones artísticas en toda la república.

Durante los años 70, su producción no mantuvo el mismo nivel cuantitativo, sin embargo grabó los LP's “Yo sí como candela!” (1972) y a mediados de los 70's graba “¡Monguito El Único!”. En 1979, bajo la producción de Roberto Torres, hace su debut en el sello SAR, con el LP “Yo No Soy Mentiroso” por el que se le otorgó un merecido Disco de Oro.

Exitoso en la dualidad cantante-director con el sello SAR repite la laureada fórmula durante los años 80, esta vez, trabajando para la casa disquera IVORY COAST -base del sello Sacodis- cantando unos extraordinarios sones montunos y guajiras cubanos en los que protagonizaba amplios espacios para los solos, entre los que incluyó “From Cuba To África” (1980), “Monguito El Único Presents Laba Sosseh In USA / Salsa Africana Vol. 1 y Vol. 2” (1980), “Charanga Para Todos” (1980); “Doh Alberto A Manhattan USA: Salsa Africana Vol. 3” (1980), “In Curazao” (1980), “Algo Diferente” (1980), “Montuno Para Ti, Vol. 1” (1981) alternando junto al cantante peruano Pablo 'Melcochita' Villanueva; “Monguito El Único International” (1981) y “Alto Songo” (1984).

En 1980 va de gira por África actuando en Wake, Mali, Lomey, Opalocka, Dakar, Cotonou y Adbijan, donde el Ministro de Agricultura le hizo entrega de un Disco de Oro por su álbum primigenio en el sello Socadis, “From Cuba to África”. Sus trabajos “Monguito El Único” (1982) y “El Único!” (1984) fueron producidos por “El caminante” Roberto Torres para el sello Taboga, filial de SAR. También publicó el LP “Yo Soy La Meta” (1985) para el sello Caimán. En 1993, volvió a revivir el sonido de sus grabaciones en las compañías SAR y Sacodis, con el trabajo “El Padrino del son Montuno” (Manguito Records) y “Sazonando” (1995), producido por Roberto Torres en Miami para el sello SAR.

Por los títulos que a manera de ejemplo han sido citados en estas líneas, se colige que Monguito basó su repertorio que es decir sus éxitos, en la producción musical cubana, particularmente en lo que se refiere a los temas conjunteros y cerrando aun más el círculo de aproximaciones, es justo reconocer también las presencias de la música de Félix Chapottín y la voz de Miguelito Cuní en el desempeño artístico de “El Único”. Pacheco le reconoció a Pete “El Conde” Rodríguez coincidencias tímbricas con el creador de “El Carbonero” pero a nuestro modesto entender, mucho más cerca se encuentra Ramón Quián de Cuní, el antológico sonero, una de las estrellas chapotinescas. La sospecha no se hace esperar y surge la duda: ¿Hubo o no intencionalidad en el extraordinario parecido entre las dos expresiones vocales? Para dar con la respuesta exacta habría que recurrir a épocas, circunstancias, paradigmas y en última y mejor instancia preguntárselo al propio Monguito para finiquitar con la querella especulativa. Evidentemente, esto último ya no es posible hacerlo. El pasado 30 de mayo del 2006, Monguito “El Único”, nos dejó Comiendo Candela y con el fogón prendido Sazonando su imperecedera obra musical.

Échale Candela

 

Mayarí

Puntéame bien el tres

Mi son, mi son

 

Comentarios   

 
alvaro galeano
+2 #2 RE: MONGUITO, ¡ESTO SÍ SE LLAMA QUERER!alvaro galeano 07-10-2011 18:52
Indiscutiblemen te el mejor tema de Ramon Quian o Monguito el único se llama el bolero LAS COSAS DE TU MENTE. Grande Monguito, lo escucho desde 1970, cuando en discos lo conocí en casa de Victor Campaz, famosa figura del futbol suramericano.
 
 
santiago carreras
+1 #1 El ÙNICOsantiago carreras 15-12-2010 01:50
Monguito representa el auténtico son cubano moderno.
Su peculiar timbre de voz, le dà un sabor diferente a sus
canciones. Como bolerista, extraordinario (Càrdenas- Tuya
es mi alma). En mi opiniòn EXTRAORDINARIO !!!!!!!!! y
muy criollo.
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Items relacionados

Salsa

Podcast de SalsaJazz



La hora Faniática

Usuarios

Twitter

¿Quién está en línea?

Hay 18 invitados y ningún miembro en línea

Más información

SEÑOR... ¿CUÁNDO ME VISITA EL SOLAR?

Charanga La ContundenteCharanga La Contundente nació en Medellín - Colombia en el año 2005 como una propuesta musical basada en los ritmos afrocubanos como el son, la pachanga, el danzón, el guaguancó, la guajira, el songo, el chachachá y el bolero, entre otros.

Salsajazz!. En la Red desde 1995, con lo mejor de la Salsa y el Latin Jazz. ©2013. Bogotá. Barcelona.

Volver arriba