BelalcazarPor Carlos Aranzazu especial para SalsaJazz.

Recuerdo una época muy especial en Cali. "Caravana", una taberna del barrio Colón. En esas imágenes que quedan en la memoria, mientras canto y golpeo la mesa, escucho "No me conoces", de Bobby Valentin. A principios de los 80´s, allí sonaba música de estreno que ahora es salsa clásica.

Ya era un joven con cierto linaje en la salsa porque un tio tenia muchos LP que ahora deberían valer una fortuna: Belisario Lopez, Los jóvenes del Hierro, La Orquesta Concepción, La Conspiración, La Diferente, Tommy Olivencia, y muchos otros que se me fueron quedando en la memoria.

Mi tio vendió, regaló, y perdió gran parte de esa colección. Después de ríos de licor y rumba (alquilaba equipos de sonido para fiestas) y el cansancio del trasnocho, fue vencido y regaló su último LP hace poco tiempo. Con él, cuando niño, escuchábamos Radio "El Sol" y "Radio Tigre". Si, "El Sol...." ya existía desde los 70 (No se si sea la misma empresa actual). En esa época esas dos emisoras eran un sólo parlante en Cali. En los buses, en las caminatas a las "3 Cruces" los domingos. En la cafeterías, las puertas de los "almacenes Tia" y "La 14" en el transistor del vendedor de frutas del Puente Ortiz. Radiaban toda la Salsa llegada de la "tierra de los Yores" noche y día.

Bien. En ese ambiente crecí. Como en un diciembre, por ejemplo que vi, en el "Paseo Bolívar", al lado del CAM a Dámaso Pérez Prado en uno de sus últimos conciertos, increible, ahora que caigo en la cuenta. Y en el parque de las Banderas, contiguo al Estadio de la 5ta, escuché y bailé en vivo a Marvin Santiago, y en el estadio, a la Fania All Stars que se presentó con todas sus estrellas a finales de los 70, incluido Lavoe. También se presentó El "Conde" con su orquesta, Willie Colón varias veces, La Selecta, entre tantas otras orquestas internacionales de la época.

Importante mencionar los tremendos Festivales de la Cerveza que organizó Bavaria en Cali a mediados de los 80, después los hubo en Bogotá. Pero los de Cali eran casi lujuriosos, se hacían en el Complejo Deportivo Panamericano, las canchas que se hicieron para los Juegos Panamericanos de Cali de 1971. Allí se compraba una cerveza litro en vaso de plástico, la mitad se tomaba y la otra se tiraba al aire para refrescar el sofoco del baile con La Ponceña, La Misma Gente (los de Titicó, Juanita ae), Willie Colón, Niche, Guayacán, Gran Combo, la Cali Charanga... todos en la misma tarima, la misma noche, la misma rumba. Había varias carpas donde se iban turnando las orquestas, pero una de ellas, la mas grande, era donde había más orquestas internacionales, una en forma de pirámide, amarilla, del tamaño de la carpa de un circo.

Después de la taberna "Caravana", conocí la "Taberna Olafo", en la calle 5ta. Un sitio pequeño con 10 mesas, que sudaba salsa por todos los poros. De allí, recuerdo, haber escuchado música de "Los hermanos Moreno" y su versión de "Sopa de pichón" por primera vez, la música de Olafo era por estilo de la de Henry Fiol, El Conjunto Clásico, Pete Conde, digamos que no de tanto "golpe". Si algún día nos sentamos a escuchar música me explico.

Había un sitio un poco más de élite, por así decirlo, "La Taberna Latina" de Gary Dominguez, también en la Quinta, un poco más al sur, una cuadra más allá del desaparecido Club San Fernando y justo al lado de "Sandwich Cubano".

Gary Dominquez

"La Latina" era de élite, porque allí siempre estaban los oyentes de oído fino. Domínguez hacía una selección los días sábado de un tema específico, por ejemplo, La Ponceña, Irakere, La Orquesta Impacto (esa orquesta...), y muchas otras "audiciones" como él llamó a estos eventos. Mientras se oía la música y Gary comentaba, le bajaba el volúmen al sonido y la gente cantaba, se mostraban diapositivas con fotos, carátulas, textos y cosas de la extensa colección de sus viajes. Me gustaba el estilo de DJ de Dominguez, respetuoso y envolvente. Ponía unos golpes de volumen en el momento exacto, es decir, un DJ que disfrutaba de su trabajo tanto o más que los mismos asistentes. De los libretos de esas audiciones, se desprende el famoso "Cuaderno de la Salsa" (http://www.laconga.org/el_cuaderno_salsa.htm). En la "La Latina" era fácil tomarse un trago con Juan Formell, Chucho Valdez, Pappo Lucca... quienes hayan ido son testigos. A mi mesa una vez se sentó Tito Gómez. Como el sitio era pequeño, nos tocaba compartir mesas... ¿cómo no?.

En fin, por su acontecer académico-cervecero, "La Latina", hace parte de la historia medular de la Salsa en Cali.

Aunque no lo viví, pués era muy joven, mi tío si iba a "agualulear", a los "grilles" como se llamaba en Cali a los bailaderos. Los "Agüelulos" eran fiestas por la tarde donde se servía gaseosa o jugo por la prohibición de vender licor a menores. Honka-Monka, Maunaloa, Aretama, Séptimo Cielo (Eddie Palmieri nombra muchos de esos sitios en el tema "Colombia te canto"), El Escondite, El Chira (Me imagino que es una deformación de Cheetah, el club neoyorquino donde la Fania filmó su primera película "Our Lating Thing"), Cabo Rojeño, Chacarel. Sin contar los sitios de Juanchito, donde aun se va a rematar la rumba caleña. Juanchito era importante por sus discotecas gigantescas como Agapito y Don Jose. Allí se presentaban orquestas internacionales en pleno furor como los Lebron, Cuco Valoy, Richie Ray y en donde algunos cuentan, se presentaba Héctor Lavoe cada ocho días pues el vivió en Cali durante seis meses, dato confirmado por el escritor caleño Umberto Valverde en su blog. Otro sitio al norte, en Menga, desde hace años era "Las Vallas", que cogió fuerza una vez que los agüelulos se tomaron los grilles del Centro. Amparo Arrebato, la bailarina caleña, habla de esto en este blog .

Como ven, esto daría para escribir un libro. Y como estamos hablando de baile y melodía, yo diría que en Cali se conjugan esas dos culturas. Primera, la de los bailadores y dj´s de los 70, sobretodo uno que leí por ahí de un sitio en la 5ta con Avenida Roosevelt, "Village Game" (nueva deformación del famoso nombre Village Gate de Nueva York)al que le debemos los discos de 33 r.p.m. tocados a 45 r.pm. Sería prudedente explicar a las nuevas generaciones que en la época del vinilo (lp-s), el boogaloo, las guajiras, los son montuno, sonaban muy lento para los rápidos pies y oído del bailador caleño y se aumentaba la revolución (pitch) a los discos. Y, segunda, la que a mi más me ha gustado, la del que escucha la música "lenta", en 33 r.p.m. creo que ese es buen síntoma para un melómano. "Palo de Mango" (E. Palmieri), "Caraqueña" (Nelson Gonzalez), me gustan a 33.

Salsa Picotera

Esta moda llega incluso a calar en lo músicos mismos, Piper Pimienta graba "Salsa Picotera" que es un montuno más bien lento, pero un coro al final tiene  voces con el pitch adelantado, como voces de ardillas de Walt Disney, Piper Pimienta pareciera decir : "no me le suban las revoluciones". A lo melómanos nos gusta la voz, distinguir timbres en los coros, mensajes, solos de piano o vientos, el solo de timbal o bongó... Obvio, eso en 45 r.p.m. solo lo disfrutaba el bailador, lo demás poco les importaba. Dicen que eso colaboró a formar el estilo del baile en Cali, rápido y armonioso a la vez, que tantos campeonatos mundiales de baile han dado para Colombia. En NY, Puerto Rico y Cuba, no se baila así. Son más lentos. A mi, el baile, también me gusta lento, con clave.

Bien, no los aburro más con mis pensamientos en letra escrita. Si alcanzaron a llegar hasta aquí, para seguir descubriendo si Cali es la meca de la Salsa, los invito a seguir contando anécdotas, hechos, sitios de baile y tabernas de los barrios... por ejemplo, no me acuerdo del nombre, pero en el barrio "La FLoresta", fui hace años a una tabernita donde tiraban Salsa de la "gruesa": Papo Cocote, La Internacional, Hommy Sanz, La Brooklin, Dicupe, Mickey Cora... Prácticamente había que ir con cencerro y bongó. De esas orquestas que sólo han grabado uno o dos LP y que la botaron toda, pero que no eran amigos del sello Fania.

Voy a decir algo polémico: "La mejor Salsa ya se hizo"... y no lo pienso sólo yo... De las orquestas nuevas, me levanta de la silla: Bailatino, lo que hicieron hace 10 años por la influencia neoyorquina de Libre y Palmieri y lo nuevo, porque ya suenan con estilo propio.

Colombia te canto - Eddie Palmieri

Aquí hace falta relatar obviamente a grupos salseros de la época que tiene un punto importante como orquestas netamente femeninas: Son de Azúcar, D"Cache, Canela, Yerbabuena, Borancha, Anacaona, Maraba, Chicas Madera, Chiqui band y Las Ardillitas , y por supuesto a más de 80 agrupaciones de salsa de la década, escritores como Rafael Quintero, Alejandro Ulloa en tre otros. Bueno, y los coleccionistas, bailarines, DJ-s, almacenes de discos, casetas de música de la 15. Mejor dicho: Me quedé corto.

*****************************
Dante
dijo...
on




23 de enero de 2008 07:30 PM

Carlos, me sorprendió mucho lo de CARAVANA. Yo vivo en JUNIN y en mi vida lo había escuchado. Comentame más sobre ese sitio, dónde quedaba?...